lunes, diciembre 21

Querido Nuevo Inquilino:

  Vamos a ser sinceros, puedo pedirte un montón de propósitos, esperanzas y planes pero luego haré lo que me de la gana. Puedo intentar este año no convertirme en montaña rusa cada vez que vengan baches y puedo parecer un poco más productiva, pero seamos realmente sinceros, no lo haré. 

  Así que me limitaré a presentarme, es usted nuevo en la ciudad y se merece una buena bienvenida. El vecino anterior vino cargado de sorpresas, me ha traído a gente impresionante que no quiero que jamás se vaya y bueno, me ha encontrando a mi misma. Puede que haya sido de los inquilinos más intensos que hayamos visto estos dieciocho años, cuánto cambio para un solo corazón. Aún no le he dicho mi nombre, pero dejaré que lo averigüe, vamos a pasar un año increíble juntos, acabará por conocerme. Al fin y al cabo tendrá que aguantarme todo el tiempo que se hospede. 
Le advierto que creo fielmente en las casualidades, que a veces me vuelvo loca y ni yo me entiendo, que nunca, nunca pierdo la esperanza en el amor y que soy físicamente incapaz de hacer daño. También tengo una pasión increíble por el cine, puede que este año veamos unas cuantas películas juntos. 

  Aunque creo que usted tiene pinta de depararme nuevos recuerdos maravillosos, parece una buena persona, no quiero juzgarle sin conocerle. De vez en cuando me da por salir a hacer fotos. ¡Ah! y aunque sea usted nuevo, debe saber que hago una foto al día para un proyecto, los anteriores inquilinos se adaptaron muy bien a mis manías con la fotografía, espero que usted no sea menos. Va a conocer a una gran cantidad de cantantes y bandas, el vecino anterior me dejó un buen gusto musical por las esquinas, espero que le guste a usted la música. 

  No sé que más debe saber de mi para podernos llevarnos bien, va a venir con una gran fiesta en casa y se irá con otra aún más especial, eso si que es tener suerte. Se me olvidaba una cosa, a ver si consigue hacerme mover el culo de la cama y viajar otro poco más este verano, que no hay cosa que más viva me hace sentir, consiga unos buenos billetes y me voy donde usted diga. No nos dejemos otro detalle, está bien conocer gente nueva, aunque a mi siempre me de miedo, usted presente en mi puerta a todo el que crea que va a cambiarme la vida y le estaré eternamente agradecida. Al anterior inquilino le odié un poco por todas las malas noches que me hizo pasar, pero al fin y al cabo le he cogido cariño. Lo siento si al principio de año no le tengo especial aprecio, me cuesta adaptarme a los cambios, pero verá como para diciembre ya aprecio y adoro todos sus defectos. 

  Va usted a estar muy agusto en la ciudad, a veces es complicado pero sé que es lo suficientemente inteligente para hacerme ver el vaso un poco más lleno. Empecemos con buen pie, el izquierdo, que soy zurda. 

  Nos vemos en unos días, puede pasar a instalarse a partir del 31, entonces, mi vida, será tuya. Trátela usted bien, que a veces es un poco delicada. 



2 comentarios:

  1. Me encantaaaaa!!! He leído algunos textos y realmente son bastantes buenos 😄

    ResponderEliminar

Lo que expreses será bien recibido.